VÉRTIGO POSICIONAL CON BRANDT-DAROFF

¿Sabías que uno de los principales motivos de consulta al otorrino es por problemas de mareos o vértigos? Tenéis que saber que no todos los mareos son vértigos. El especialista analizará el origen de estos mareos para diagnosticar si es vértigo o no, teniendo en cuenta que hay diferentes tipos de vértigo como el vértigo posicional que ahora explicaremos.


 – Sufrir mareos no significa padecer de vértigo –


¿Qué es el vértigo posicional?

En estas líneas nos vamos a centrar en el tipo de vértigo más común que es el vértigo posicional. Es una enfermedad que afecta a más de 150.000 personas al año y aunque pueden contraerla personas de cualquier edad, reprecute sobre todo en quienes rebasan los 50 años. Os vamos a explicar con claridad qué es el vértigo posicional, qué causa el vértigo posicional y cuales el mejor tratamiento para el vértigo posicional.

vertigo-posicional

Respondamos a estas preguntas:

¿Qué es el vértigo posicional?: Es un tipo de dolencia generada por un problema en el oído interno y que se caracteriza porque la persona que la padece tiene la sensación de que todo le da vueltas, generalmente al realizar cualquier movimiento con la cabeza.

¿Cuáles son las causas del vértigo posicional?: Como he dicho anteriormente, esta enfermedad está causada por una alteración del sistema vesticular, situado en el oído interno. En esta sección del oído hay unos tubos llamados canales semicirculares llenos de líquido, muy susceptibles al movimiento. La situación del líquido informa al cerebro de la posición en la que se encuentra el cuerpo. Pero a veces, se desprenden pequeños trozos de calcio similares al hueso y al flotar en el líquido, el cerebro recibe señales equívocas sobre la posición del cuerpo.

vertigo-posicional-sintomas

Tratamiento del vértigo posicional: Ejercicios de Brandt-Daroff

Mucha gente vive acostumbrada al mareo, a ese vértigo que muchas veces incapacita para la vida diaria sin saber que tiene tratamiento y muchas veces una solución rápida y sencilla que nos permita hacer vida completamente normal.

Las imágenes que mostramos a continuación, nos dan una explicación perfecta de cómo realizar estos ejercicios desde casa, con un gran porcentaje de éxito y sin necesidad de mucha ayuda ni de realizar grandes esfuerzos.

Ejercicios de Brandt-Daroff, tratamiento del vértigo postural

Video

 

El vértigo posicional, o vértigo postural paroxístico benigno es el tipo de vértigo más común. Se caracteriza por una sensación repentina de rotación, como si todo «te diese vueltas». Esta afección esta causada por problemas en el oído interno y puede aparecer después de un traumatismo, a causa de una infección del oído interno o incluso por precedentes familiares. Los síntomas de este tipo de vértigo incluyen mareos, aturdimiento, desequilibrio, náuseas y en casos más graves, vómitos.

¿Qué causa este tipo de vértigo?

Las causas más comunes entre los menores de 50 años, son los ya citados traumatimos craneales e infecciones víricas, como la  Neuritis Vestibular o la laberintitis. En el caso de traumatismos, se debe a que una pequeña otoconia (partículas de carbonato de calcio) alcanza los canales semicirculares del oído interno, enviando éste señales confusas sobre nuestra posición y equilibrio al cerebro.
Para personas mayores de 50 años las causas más probables suelen ser la degeneración del sistema utricular de oído interno. Además, si no se trata correctamente, éste tipo de vértigo tiende a ser más frecuente con el paso del tiempo.

Tratamiento

Los ejercicios Brandt-Daroff, expuestos en el vídeo, forman parte del tratamiento para este tipo de vértigo. Aprender a realizarlos correctamente es muy importante. Sin embargo, si alguna vez has tenido o tienes esta afección, consulta con un médico especialista en vértigo en una clínica otorrinolargingológica. Así descartarás problemas graves y tendrás un correcto seguimiento de la afección. En CIO Bilbao somos especialistas en vértigo, y como tal no podemos dejar pasar la ocasión para recordad que en cualquier problema médico, la precocidad de un diagnóstico es uno de los factores más importantes para la recuperación.