Alimentos para mejorar la audición ¡Somos lo que comemos!

   En la entrada de hoy hablaremos acerca de alimentos para mejorar la audición pues según envejecemos vamos perdiendo nuestra capacidad auditiva, y aunque no existe una cura para la pérdida auditiva, existen alimentos que pueden contribuir a retrasarla o reducirla.

alimentos contra la aparición de problemas auditivos

   A pesar de su gran importancia, la mayoría de la gente, hasta que no sufre un problema grave, descuida bastante el cuidado del sistema auditivo y esto es un error. Si al terminar este post conseguimos que al menos uno de vosotros tome conciencia de la importancia de cuidar su salud auditiva, ya nos daremos por satisfechos.

Alimentos para mejorar la audición ¿Qué debemos comer para cuidar nuestros oídos?

   Sin ningún tipo de duda, la alimentación influye en nuestra salud, y en el caso de la salud auditiva, por supuesto que también. Debemos incorporar a nuestra dieta una serie de nutrientes saludables de los cuales puedan beneficiarse nuestros oídos.

   ¿Quieres saber qué vitaminas cuidan de nuestro oído interno? ¿Y los alimentos que previenen infecciones o evitan el agravamiento de alguna enfermedad auditiva ya padecida?

alimentos para el oído

Nutrientes y vitaminas que ayudan a retrasar la aparición de problemas auditivos

alimentos para mejorar la audición

  •  Omega 3: ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos del oído interno. Consumir pescado al menos 2 veces por semana repercutirá muy beneficiosamente en nuestra salud auditiva.
  • Vitamina A: es muy beneficiosa para el oído interno. Se encuentra en verduras de hoja verde, en las zanahorias, en el pimiento rojo, en la calabaza y en el melón.
  • Ácido fólico: ayuda a nuestro organismo a fabricar glóbulos rojos en la sangre. También interviene en el trabajo celular y ayuda a crecer a los tejidos. Algunos alimentos ricos en ácido fólico son los cereales, el aguacate, las legumbres y la levadura.
  • Vitamina C: los alimentos como el kiwi, las naranjas, tomates, fresas o el brócoli, son estupendas opciones para cuidar nuestra audición.
  • Vitamina E: su poder antioxidante hace que recomendemos su ingesta para protegernos de la pérdida de audición propia de la edad. Los frutos secos en general son una excelente opción para incluir en nuestra dieta esta vitamina.
  • Zinc: el marisco, las ciruelas y el chocolate negro refuerzan nuestras defensas. (Ya tenemos excusa para tomarnos una onza de chocolate para merendar)

   Queremos dejar claro que la ingesta de estos alimentos no tiene poderes mágicos. No nos van a devolver la audición si la hemos perdido, ni van a asegurar que jamás tengamos ninguna enfermedad auditiva. Pero lo que sí que es cierto, es que nuestra alimentación es importantísima y el que tomemos estos alimentos nos va a ayudar a sentirnos mejor.

   ¿Vas a poner estos consejos en práctica? ¡Cuéntanos si sigues estos tips!

¿Te ha gustado nuestra publicación acerca de los alimentos para mejorar la audición? ¡Vótanos dándonos las 5 estrellas! Eso nos ayudará a seguir mejorando.

¡Hasta la semana que viene!

Diferencias entre hipoacusia y sordera

diferencias-entre-hipoacusia-y-sordera

   Aunque ambos términos se refieren a una incapacidad para escuchar ciertos sonidos, existen algunas diferencias entre hipoacusia y sordera.

   Las vamos a explicar en esta entrada, así que si quieres averiguarlas, quédate hasta el final.

problemas-de-audición

¿Cuáles son las diferencias entre hipoacusia y sordera?

   Las diferencias entre hipoacusia y sordera son casi imperceptibles para la mayoría de la gente debido a la falta de información.

   Por norma general, catalogamos de “persona sorda” a alguien al que hemos visto utilizando un aparato auditivo, y estamos cometiendo un error: no estamos utilizando correctamente este término, pues no conocemos de antemano el grado de pérdida auditiva que ha sufrido esa persona.

   Debemos aprender a distinguir estos dos términos que, aunque están muy relacionados entre sí, no significan exactamente lo mismo. Hoy explicaremos las diferencias entre hipoacusia y sordera.

   Para ello, definamos, en primer lugar, cada tipo de pérdida de audición.

¿Qué es la sordera?

      que-es-la-hipoacusiaEn el caso de la sordera, la pérdida de audición supera los 70 dB.

   Este tipo de pérdida auditiva, altera la capacidad para la recepción, discriminación, asociación y comprensión de los sonidos, por lo que quien la padece utiliza la visión como su principal medio de comunicación, leyendo los labios o utilizando señas.

   Las personas que sufren sordera, solamente pueden oír algunos ruidos ambientales fuertes como los provocados por una moto, una aspiradora o un avión.

   En el caso de la sordera, los audífonos no son tan eficaces como sí que lo son en la hipoacusia como ya os explicamos en nuestra entrada del blog “¿Funcionan los audífonos para la hipoacusia?”, y muchas veces hay que recurrir a soluciones más avanzadas como son los implantes cocleares.

¿Qué es la hipoacusia?

tipos-de-problemas-auditivos

   La hipoacusia es una leve/moderada pérdida auditiva que no supera los 70 dB.

   La persona que la padezca puede oír sonidos como ladridos, el llanto de un bebé…no es una pérdida total de audición.

   Los audífonos digitales ayudan, en gran medida, a las personas que sufren hipoacusia. Estos aparatos, mejoran la recepción y comprensión de los sonidos, consiguiendo en algunos casos resultados muy satisfactorios.

   En definitiva, la principal diferencia entre la sordera y la hipoacusia es el grado de intensidad de la pérdida auditiva. Mientras que las personas que padecen hipoacusia sufren una pérdida auditiva que no supera los 70 dB, las personas con sordera han perdido más de 70 dB.

   Si aún tienes alguna duda sobre las diferencias entre hipoacusia y sordera, déjanosla en comentarios. No olvides valorar esta publicación con 5 estrellas si te ha gustado y te ha parecido interesante. ¡Es algo positivo para todos!

que-es-la-sordera