Faringología


UNIDAD FARINGOLOGIA LARINGOLOGIA

La faringe es un órgano muscular en su mayor parte constituido por 3 partes diferenciadas virtualmente por su localización:

  • Rinofaringe (tras las fosas nasales).
  • Orofaringe (tras la cavidad oral).
  • Hipofaringe (rodeando la laringe).

La faringe, es un órgano en el que se asientan importantes estructuras linfoides (amígdalas), cuya misión es proteger al organismo de la agresión de microorganismos que pueden penetrar desde las vías respiratorias o digestivas, serían una primera estación de contención de las posibles infecciones.

Su manifestación fundamental son procesos infecciosos asentados en los diferentes nodos linfoides, así tendríamos:

  • Amigdalitis: se llaman así las infecciones de las amígdalas palatinas.
  • Adenoiditis: infección en la amígdala de la rinofaringe.
  • Amigdalitis linguales: infección en la amígdala lingual.

Patología infecciosa

Donde cobra mayor importancia es en la infancia, con procesos de rinofaringitis que se pueden complicar tanto con sinusitis como con otitis. En este caso, la labor del otorrinolaringólogo es valorar cuando las amígdalas dejan de ser un elemento protector para ser un foco de mantenimiento de la infección, en la misma medida en la que la acumulación de moco en el oído pasa a ser un impedimento para el correcto desarrollo escolar y un foco de otitis agudas de repetición.

Cuando agotamos el tratamiento médico y preventivo, se pasa a cirugía, que podría ser:

  • Amigdalectomía.
  • Adenodectomía.
  • Colocación de drenajes timpánicos.

En los adultos, por lo general, la patología infecciosa requiere tratamiento médico y valoración de posibles complicaciones como puede ser la presencia de flemón o absceso periamigdalino.

Patología tumoral

La faringe puede ser asiento de tumoraciones como el linfoepitelioma de cavum, linfomas o carcinomas epidermoides que exigirán estudio de imagen, biopsia y tratamiento o bien quirúrgico, o bien con radio y quimioterapia.

Ante una sintomatología persistente con dificultad para respirar por la nariz de reciente aparición, molestias para tragar o sangrados nasales, es conveniente una revisión para descartar la presencia de estas patologías.

En muchas ocasiones, por su naturaleza linfoide, las tumoraciones en la faringe se manifiestan de entrada con tumoraciones cervicales que no serían otra cosa que metástasis ganglionar de las tumoraciones faríngeas.

Patología funcional

Dada la naturaleza muscular, y con gran número de terminaciones nerviosas de la faringe, hay multitud de procesos que pueden generar molestia mantenida en la zona, lo que se conoce como faringitis crónica.

En ellos, no se aprecia lesión tumoral alguna y precisan de un tratamiento etiológico cuando se conoce la causa (reflujo gastro-esofágico, atrofia de la mucosa, hipertrofia folículos linfoides, patología muscular u osteotendinosa como podría ser el síndrome de Eagle), y en ocasiones, pasan por la toma de una medicación con efectos centrales para disminuir la carga de ansiedad que generan estos cuadros.