Cirugía cervical y glándulas salivares


Cirugía cervical

Toda tumoración cervical que crezca, duela o que perdure en el tiempo, precisa de un estudio preciso desarrollado por una clínica especializada en cirugía cervical.

Dada la posibilidad de origen en lesiones en la faringe, lesiones en la laringe o cavidad oral, este estudio debe incluir la exploración del tracto respiratorio y digestivo alto (cavidad oral, rinofaringe,orofaringe, hipofaringe y laringe), así mismo precisa una valoración por técnicas de imagen, y en ocasiones, del estudio citológico mediante punción de la misma.

Una vez tengamos el diagnóstico de origen, podemos plantear un tratamiento dirigido especialmente a la causa.

Lo mismo hemos de decir de las glándulas salivares, en las que pueden asentar tumoraciones por lo general benignas, pero con tendencia al crecimiento como adenomas pleomorfos, oncocitomas o tumores de warthin.

En CIO Bilbao, para estos casos, entendemos que la cirugía que se plantea es la extirpación de la glándula afectada, submaxilectomía o parotidectomía (con conservación del nervio facial que discurre en el interior de esta).