Epístaxis o hemorragia nasal: causas y consejos

Hoy compartimos con todos vosotros un artículo recientemente publicado en la Revista Mía , escrito por el Dr. Iñigo Pérez Abraguín para la sección “Expertos” donde la revista soluciona, a través de diferentes especialistas, preguntas comunes como el tema que tratamos hoy, la epístaxis o hemorragia nasal: causas y consejos.

A continuación os damos las claves para saber más sobre esta patología:

  • ¿Qué es la epíxtasis?
  • ¿Cuáles son las causas del sangrado de nariz?
  • Los mejores consejos para prevenir y actuar ante una hemorragia nasal

Definición de epístaxis

anatomia-nariz-sangrado

Anatomía vascular de una epístexis anterior

La epístaxis es una hemorragia originada en las fosas nasales como consecuencia de la rotura de uno o varios vasos sanguíneos del interior de la nariz. El término epístaxis proviene de la antigua grecia y significa “fluir gota a gota”. También se le denomina hemorragia nasal o comunmente, sangrado de nariz.

Podemos encontrarnos con dos tipos de epístaxis:

  • Epístaxis anterior: es la más común. El sangrado se origina en los pequeños vasos sanguíneos que tenemos en la parte delantera de la nariz (plexo de Kiesselbach) y la hemorragia se produce hacia delante. Este tipo de epístaxis son fáciles de solucionar y no conllevan complicaciones. La duración del sangrado nasal es de unos pocos minutos.
  • Epístaxis posterior: el sangrado se produce en unos vasos sanguíneos algo más grandes que tenemos en la parte posterior de la nariz y la hemorragia fluye hacia la garganta. Este tipo de hemorragia nasal es más inusual pero de mayor gravedad que la anterior.

¿Qué causa la epístaxis?

sangrado-de-nariz

Las epístaxis, más comúnmente conocidas como hemorragias nasales, se producen en la mayoría de los casos por:

  • Manipulación del interior de la nariz con el dedo o el pañuelo (esta es la causa más frecuente en la hemorragia nasal en niños).
  • Sequedad ambiental: los cambios de presión atmosférica, el frío o el calor seco,  como por ejemplo el de las calefacciones en invierno.
  • Alergias nasales
  • Hipertensión
  • Sinusitis
  • Trastornos sanguíneos
  • Traumatismos
  • Pacientes que toman medicaciones anticoagulantes

Consejos de prevención contra el sangrado de nariz

Como prevención ante los sangrados nasales, es conveniente evitar introducir el dedo o el pañuelo en el interior de las fosas nasales, aumentar la humedad en las estancias donde se permanece más tiempo mediante humidificadores (sobre todo en invierno con calefacciónes altas), así como los lavados con agua de mar o sprays con ácido hialurónico. También es necesario llevar un control de la tensión arterial en pacientes hipertensos y realizar un tratamiento correcto en personas que sufran de rinitis o rinosinusitis alérgica.

prevencion-hemorragia-nasal

Cómo actuar en caso de hemorragia nasal

postura-hemorragia-nasalLo primero que hay que hacer en caso de sangrar por la nariz, es mantener la calma. Una vez tranquilos, inclinarse ligeramente hacia delante presionando con el pulgar la parte carnosa de la nariz sobre el lado que sangras durante al menos 15 minutos. No se debe inclinar la cabeza hacia atrás, ya que con esto solo conseguiermos tragar la sangre sin que ceda el problema.

Mientras se realiza la maniobra anterior, puede ayudar a reducir el sangrado, disminuir la temperatura corporal, mediante la colocación de un cubito de hielo en la zona. Posteriormente al cese del sangrado se puede además chupar un helado, esto permitirá mantener la temperatura corporal baja durante más tiempo.

En caso de tener a mano agua oxigenada o algún spray descongestionante nasal cuyo principal componente es la oximetazolina, se debe realizar esta operación apretando la nariz como hemos descrito antes, sobre un algodón húmedo con uno de estos dos productos que previamente hayamos introducido en la nariz.

Con esto conseguimos comprimir el vaso para que cese el sangrado. En caso de que no ceda puedes repetir la maniobra una segunda vez y durante el mismo tiempo, si aún así no cesa, será necesario acudir a un otorrino especialista que valorará el caso individualmente.

Si quieres ver la publicación de la revista Mía sobre la Epístaxis, a continuación puedes clicar en el enlace:

CIO_Bilbao_Revista_Mía_Artículo_Epistaxis